Nueva York me enamora: Mis imprescindibles

Nueva York me enamoró la primera vez que fui. Me cautivó. Me fascinó toda la ciudad. Volví con ganas de volver. Y cuando volví al cabo de unos años, me volví a enamorar. Es de esas ciudades a las que siempre volverías, que no te cansas, que quieres más, ver más, descubrir más. Siempre más.

Lo primero que hice, como típica turista, fue ir a Times Square. Me impresionó. Luces. Edificios altos con pantallas gigantes y carteles luminosos. Bullicio. Gente. Taxis. Lo has visto tantas veces en las películas que verlo en directo es una pasada. Un deja-vu constante.

Me senté en las escaleras mientras un grupo de chicas bailaban I Gotta Feeling en medio de la calle y pensé: ¡UAU! ESTOY EN NUEVA YORK.

¿Y qué es lo que no me podía perder por nada del mundo? Para eso tenía, ¡mi lista de imprescindibles!

1. Ir a Times Square de noche

times-square

Hay que ir alguna vez en la vida a Times Square, de día y de noche. Durante los días de viaje pasé más de una vez por Times pero también quería verlo de noche ya que cambia. Era una de mis prioridades en mi lista de imprescindibles, no quería dejar de visitarlo de noche, donde las luces y los carteles brillan con más intensidad.

Un hombre grabando un videoclip, un grupo de chicas bailando con una coreografía sacada de los mejores musicales, el famoso cowboy desnudo, los muñecos disfrazados, entre muchas otras cosas que vi en Times. La actividad no para y, simplemente, puedes sentarte en las escaleras rojas para ver como la gente viene y va en medio de esta locura de luces.

2. Subir al Top of the Rock

top-of-the-rock

¿Subir al Empire State o al Rockefeller Center? Personalmente, prefiero Rockefeller Center. Ahora se añade el World Trade Center, pero yo nunca he subido y no puedo opinar.

El observatorio del Rockefeller Center, también conocido como Top of the Rock, es muy recomendable si quieres tener una magnífica vista de Manhattan. Es el mejor lugar para ver el Empire State Building y Central Park. Creo que vale la pena ver el Empire desde el Rockefeller ya que es el edificio más emblemático y espectacular de la ciudad, en cambio, si subes al Empire (obviamente) no lo verás. También, es mejor la vista a Central Park ya que desde allí lo puedes ver todo y darte cuenta de lo inmenso que es.

También hay menos colas para subir y el precio es más barato en el Rockefeller (32 dólares) que en el Empire (52 dólares si subes arriba del todo).

3. Pasear por Central Park

central-park

Central Park es el parque por excelencia, uno de los más famosos del mundo, y, al entrar, te das cuenta de lo inmenso que puede llegar a ser. Perderte en Central Park era un imprescindible para mi. Lleno de rincones, caminos y zonas verdes como las praderas de Sheep Meadow y Great Law.

Tampoco quería perderme el memorial de John Lennon, Strawberry Fields, con la entrada cerca del edificio Dakota donde vivía. Aunque sea un simple mosaico con la palabra Imagine, suele estar rodeado de flores y, a veces, alguien con cantando sus canciones.

4. Cruzar el Puente de Brooklyn

brooklyn-bridge

Cruzar el puente cuando el sol ya está cayendo, llegar a Brooklyn y tener una visión de Manhattan y el puente iluminado es una maravilla.

Una vez en Brooklyn, justo debajo del puente y al nivel del agua, puedes ir a Brooklyn Bridge Park, un parque donde encontraras una de las mejores vistas del skyline de Manhattan.

5. Ir a la Estatua de Libertad

estatua-libertad

No te puedes ir sin ver uno de los símbolos de la ciudad. La primera vez que la vi pensé que era mucho más pequeña de lo que me parecía en imágenes. Pero no deja de ser grande ya que mide 46 metros sin contar la base que la sustenta.

Se encuentra en Liberty Island y para llegar se coge un ferry desde Battery Park. Es bonito ver como, por un lado, te vas acercando a la estatua con el ferry y, por el otro, alejándote del sur de Manhattan.

6. Wall Street

wall-street-bolsa

La calle principal del distrito financiero de la ciudad donde se puede encontrar la bolsa de Nueva York. Pasear por esta calle y todo su alrededor es mezclarse con una vorágine de gente trajeada con sus maletines y cafés en mano.

No dejes de pasarte por el toro de la bolsa.

7. Desayunando con Diamantes en la 5 avenida

quinta-av

La zona comercial más cara del mundo donde se encuentran las tiendas más exclusivas. Como no, también hay la esquina más cara del mundo en la 5 avenida y la calle 57 con Tiffany & Co, Louis Vuitton, Bergdorf Goodman y Bvlgari. Por suerte, mirar aún es gratis.

Una de las partes más famosas de la avenida es en el cruce con Central Park donde encontramos la tienda Apple y la juguetería FAO Schwarz. La quinta avenida está relacionada con el lujo y así es, pero a parte de las tiendas carisísimas que podemos encontrar, también hay otras de más asequibles. Desde Tiffany & Co hasta Zara, pasando por Abercrombie & Fitch, la tienda Disney o la NBA Store.

La primera vez que paseé por la avenida tuve la sensación de estar en una película. De tantas veces que lo has visto en películas, al final, todo te resulta familiar. Una sensación tan típica en Nueva York pero tan cierta a la vez.

8. Ir a una misa góspel en Harlem

gospel-ny

Harlem es el barrio del norte de Manhattan con gran presencia afro-americana. Los domingos por la mañana hay varias iglesias baptistas donde puedes ir a ver una misa góspel.

Leímos que en algunas de ellas, a veces, no te dejan entrar o te tratan peor por ser turista, por eso buscamos una que tuviera buenos comentarios. Elegimos Bethel Gospel Assembly y nos gustó muchísimo. Fueron muy amables y atentos, en ningún momento te hacen sentir extraño.

Fuimos por libre, sin necesidad de agencias. Cuando llegas te apuntan en un lista y luego te van sentando por orden de llegada.

La iglesia tenía dos plantas. La planta de abajo era donde estaban casi todos los fieles y arriba colocaron a la mayoría de los turistas. En las primeras filas de la parte de arriba también se colocaron fieles con la idea de no excluirte y hacerte partícipe de la misa.

Es un espectáculo ver la intensidad de como cantan y bailan sus oraciones. La misa dura entre dos y tres horas, pero puedes marcharte cuando quieras sin ningún problema.

9. Visitar el MoMa un viernes tarde

moma

El MoMa es el museo de arte moderno de Nueva York. La verdad es que no solemos ir a mucho museos de las ciudades que visitamos (sólo los más típicos), pero el MoMa nos hacía especial ilusión, sobretodo por las obras de Andy Warhol.

La entrada vale 25 dólares, pero los viernes de 4 a 8 de la tarde durante UNIQLO Free Friday Nights la entrada es gratuita. También es gratis con el New York Pass.

Nosotros planeamos ir un viernes a las 4 para evitar encontrar a mucha gente. Había gente pero no era una locura y pudimos hacernos una buena idea del museo, además gratis :).

10. Grand Central Terminal

grand-central

Grand Central ha sido escenario de muchas series y películas. Yo la asociaba a los primeros minutos de Gossip Girl, donde Serena Van Der Woodsen llega en tren a la famosa estación, pero hay muchísimas escenas más donde aparece.

Es la estación de trenes más importante de Nueva York con muchas tiendas y sitios para comer. Famosa, además de por las numerosas veces que ha salido en pantalla, por su gran infraestructura. Destaca su enorme hall con las escaleras de mármol.

11. Bryant Park y la Public Library

bryant-park

Bryant Park se encuentra en el corazón del MidTown de Manhattan, justo detrás de la Public Library. Tranquilidad en medio de grandes edificios.

Un parque que, a pesar de no ser muy grande, está lleno de encanto. Además, se realizan muchas actividades gratuitas. En verano hay una zona con sillas para tomar algo y descansar o, directamente, también, puedes tumbarte en la hierba. En cambio, en invierno se convierte en una de las mejores pistas de hielo de Nueva York con un bonito árbol de Navidad y un pequeño mercadillo alrededor.

12. Buscando gangas en Century 21

century-21

Y no podía evitar añadir a mi lista, uno de los sitios que tenía más subrayado para ir de compras. Century 21 son unos grandes almacenes donde hay descuentos durante todo el año, una especie de outlet de marcas (sobretodo americanas).

La primera vez que fui no me decepcionó, encontré bolsos y billeteros, colonias, relojes y gafas de marca con un gran descuento. Dependiendo del día hay más cosas que en otros. El primer año encontré dos relojes DKNY por unos 30 euros, pero eso ya ha pasado a la historia porque nunca más lo he encontrado. Lo que siempre encuentro son descuentos en bolsos y billeteros.

Hay varios Century 21. En Manhattan el más conocido es el que esta en la zona financiera, aunque también hay otro en Lincoln Square.

Etiquetas: , , , , , , , , , ,
Previous Post Next Post

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *