mont-tremblant-cover

Mont Tremblant en verano

En las montañas Laurentides encontramos la pequeña villa de Mont Tremblant, conocida por ser una de las mejores estaciones de esquí del norte de América. Aún así, descubrimos que en verano ofrece muchas otras actividades interesantes y no deja de ser maravillosa.

Mont-Tremblant: entre las montañas de Laurentides en provincia de Quebec

Está a unos 130 km de Montreal y nosotros llegamos en autobús des de allí. Cogimos el autobús desde la estación de autobuses de Montreal. La compañía era Galland y la línea era Montreal a Mont-Laurier. Tenía dos paradas a Mont Tremblant y la última era la que nos dejó a la villa. Tardamos casi tres horas, y aunque tuvimos dudas de ir porque nos parecían demasiadas horas en el autobús, valió la pena.

El precio eran unos 50 euros (ida y vuelta).

montreal-tremblant

Una manera de llegar más rápido es con el autobús Mont-Tremblant Express, el cual sale des del aeropuerto Montréal Pierre-Elliott-Trudeau. Tarda unos 90 minutos.

Después del viaje en autobús, nos impregnamos de las casas pintorescas de colores inmersas en un magnífico paisaje que conforman la villa.

tremblant

En la entrada de la villa hay un funicular gratuito que te sube a la parte más alta del pueblo donde se encuentra la plaza central.

tremblant-2

Las casas de estilo europeo y calles llenas de colorido se mezclan con gran variedad de tiendas, cafes y restaurantes. Una zona muy animada y con muchas actividades para realizar.

La zona de Mont Tremblant ofrece actividades de senderismo, ciclismo, kayak, canoeing, karting, rafting y muchas más. Además, en la plaza principal se encuentra un punto de información con diferentes actividades y packs para reservar.

tremblant-3

En la parte norte de la villa hay otro funicular, Panoramic Gondola (ya no gratuito). Te sube al pico más alto de las montañas Laurentides para tener una vista panorámica de todo Mont Tremblant. Es caro ya que vale unos 20 euros (ir y volver) pero las vistas son una maravilla.

tremblant-4

El Panoramic Gondola nos permitió subir a la parte más alta en unos 10-15 minutos. Pasamos una buen rato simplemente paseando por los diferentes senderos de la zona. Intentando no perdernos por la montaña.

tremblant-5

Desde la cima puedes contemplar el Parque Nacional de Mont Tremblant, sus lagos, su valle y sus zonas montañosas.

tremblant-6

Volvimos a coger el funicular y nos fuimos al lago Tremblant donde hay varias opciones para realizar actividades acuáticas.

tremblant-7

Nosotros alquilamos un barco por unos 80 euros. No había nadie, sólo nosotros con nuestra pequeña lancha, se respiraba una tranquilidad increíble y las vistas eran inmejorables.

tremblant-8

Después de hacer fotos en plan Jane de Titanic (con mejor final) nos fuimos a terminar el día probando algo llamado cola de castor (Queue de Castor) con chocolate por encima (puedes cubrirla con otros sabores). A mi me recordaba a una especie de crepe y iba con las expectativas muy altas pero no me terminó de convencer.

tremblant-9

Mont Tremblant tiene un encanto especial, tanto su villa como sus alrededores. No nos importó hacer casi tres horas desde Montreal para llegar, ya que una vez llegas te encuentras con esta maravillosa zona y te olvidas de las horas pasadas. Tienes la suerte de haber llegado a un lugar que recordaras siempre y, por eso, Mont Tremblant tiene un hueco especial en mis recuerdo de mi viaje a Canada.

 

Etiquetas: , , , , ,
Previous Post Next Post

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *