kohsamui

Descubriendo Koh Samui

Después de que el día anterior llegáramos a Koh Samui de noche, nos despertamos con la luz entrando por nuestra cabaña (leer aquí) y con ganas de recorrer la isla de Koh Samui.

Alquilamos motos en el mismo hotel por 150 bahts cada una todo el día. Al ser del hotel, no tienes que dejar pasaporte ni fianza y a mi me daba más seguridad. Igualmente, como aconsejaban en diferentes webs, hicimos fotos del estado de la moto para, al devolverla, no encontrarnos con ninguna sorpresa.

Suerte que alquilamos motos ya que en lo que respecta al precio del transporte, se nota mucho el cambio entre las islas y Bangkok o Chiang Mai. En general, en las islas todo es más caro pero donde lo notamos más es cuando preguntábamos a un taxi o a un tuk-tuk.

Nuestra idea era ir bordeando la costa y recorriendo la isla parando donde más nos gustara.

Mapa Koh Samui

Empezamos, ya que nuestro hotel estaba allí, por Lamai Beach.

Lamai Beach

Seguimos por Chaweng Beach, la playa más popular de la isla, donde encontramos a bastante más gente y la posibilidad de hacer muchas actividades como, por ejemplo, motos de agua, paddle surf o flyboard.

Nosotros alquilamos por 1200 bahts, 20 minutos una moto de agua. Nunca había conducido una y me encantó. En otros lugares de la isla, nos pedían 3000 bahts por media hora.

Al final de la playa de Chaweng puedes llegar andando por el agua a una pequeña isla desierta, Koh Matlang.

Chaweng Beach

Luego, llegamos al Wat Phra Yai, el gran buda de Koh Samui. Al lado había un sitio donde hacían el helado-sorbete más bueno que he probado. Te dejaban probar los diferentes sabores y después podías escoger el que más te gustaba.

Muy cerca está el templo Wat Plai Laem, rodeado por un lago.

Koh Samui

Después nos dirigimos a las playas del norte y paramos a la playa de Maenam, mucho más tranquila que Chaweng y con menos gente.

Koh Samui

En el mapa del hotel, marcaba la zona de Laem Hin khom como “Amazing Sunset” (increíble atardecer) pero al llegar, nos encontramos que el hotel Conrad (que luego vimos que era un hotel de lujo) nos prohibió la entrada, así que el “Amazing Sunset” de nuestro mapa solo era para los afortunados clientes del hotel.

Sin saber donde ir, subimos por otra montaña hasta encontrar otro sitio para verlo, lo mejor era que por allí no había nadie, estábamos solos.

Koh Samui

Luego volvimos al hotel para aprovechar la piscina que cerraba a las 20.00.

Previous Post Next Post

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *