1 día en Miami

Después de visitar Miami Beach, nos quedaba por descubrir el downtown de Miami: el centro de la ciudad.

Empezamos nuestro día en BaySide Marketplace, un centro comercial al lado del puerto. Un lugar bonito y típico en Miami para dar un paseo y disfrutar de las vistas al lado del mar aunque no quieras ir de compras.

bayside-miami

El horario es de 10.00h a 22.00h/23.00h (dependiendo del día de la semana).

Además, está lleno de empresas que ofrecen cruceros de 60 – 90 minutos por la bahía. Muchos de ellos también incluyen un tour por las mansiones de los famosos. El precio ronda los 25 – 30 euros.

bayside-miami-puerto

Al lado de BaySide Marketplace encontrarás el parque Bayfront Park, un espacio verde entre tantos rascacielos. El parque está, también, al lado de la bahía. Así que, puedes tener unas buenas vistas tanto al puerto de Miami como a Biscayne Bay.

Allí, hay la estación de Bayfront Park Station donde se puede coger el  Metromover, un tren elevado que recorre el centro de Miami. Al ser elevado puedes tener vistas panorámicas de la ciudad. Además, es gratis! Aquí sus paradas.

bayfront-park

Después, bajo el sol abrasador, fuimos hacia el American Airlines Arena, el estadio de los Miami Heat. Entramos y había una tienda, no muy grande, de los Miami Heat.

america-arenas-miami

Seguimos andando hacia Brickell, el centro financiero de la ciudad donde nos sumergimos entre rascacielos y oficinas de negocios.

centro-miami

Y aunque somos muy de andar, no podíamos más con ese calor. Porque sí, Miami en verano es sinónimo de calor, mucho calor.

Así que después de dar una vuelta por la zona de Brickell, decidimos irnos hacia cayo Biscayne.

miami-center-map

Hacia el mediodía, fuimos hasta allí.

Para llegar al cayo Biscayne, cogimos el autobús 102 ruta B via Crandon Park en Brickell Av & SE 13 St. Tardamos un poco más de media hora.

Nuestra idea era llegar hasta al final del cayo, a Bill Baggs Cape Florida State Park.

El autobús te deja a la entrada del parque estatal del Bill Baggs Cape Florida, aun así, hay un buen trozo andando hasta al final. Nosotros andamos de más porque bajamos a una parada equivocada.

Encontramos varias tiendas que alquilaban carritos de golf para moverse por los cayos. Puede ser una buena idea sino tienes coche.

Nosotros fuimos andando, nos habíamos dejado el carnet de conducir en el hotel 🙁

Pero no es una buena idea, hay bastante trozo o quizá no haya tanto pero con el calor que hacia se hizo eterno.

big-baggs-cape-map

Para entrar al parque nacional hay que pagar unos 8 dólares. Nosotros no pagamos nada, creo que porque porque éramos los únicos del lugar que entrábamos andando y les dimos un poco de lastima.

Una vez allí, nos encontramos finalmente con una pequeña playa con el faro en el fondo.

playa-cayo-miami

La playa era bonita y además, en la misma playa había un especie de chiringuito/bar que después de haber sufrido tanto calor, se agradecía.

cayo-miami-faro

Terminamos el día aquí. Ya tocaba descansar un poco y dejar de andar.

Previous Post Next Post

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *